Toman familiares de tres presos políticos la caseta de Palo Blanco; la PF los repliega

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) y familiares de presos políticos de la comunidad de Cacahuatepec, recluidos en el penal de Las Cruces de Acapulco, tomaron la caseta de Palo Blanco de la Autopista del Sol para exigir su liberación y recaudar dinero para pagar sus fianzas.


A las 11 de la mañana unos 30 manifestantes tomaron el control de la caseta y dieron el paso a cambio de una cooperación voluntaria, pero después de media hora fueron replegados por agentes de la Policía Federal.


En una de las casetas que está fuera de servicio los manifestantes colocaron una lona en la que demandan la libertad de Vicente Suástegui Muñoz y Manuel Everardo, que continúan encarcelados, lo mismo que Javier Melchor Santiago, porque no se han pagado sus fianzas.
En el lugar Samantha Colón Morales, esposa de Vicente Suástegui Muñoz, informó que no tiene al apoyo del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa La Parota (Cecop), por lo que se deslindó de la organización y anunció “una lucha independiente” con otras organizaciones sociales.
“Afortunadamente el viernes lograron salir 13 compañeros de los 16 que se encontraban recluidos en el penal de Las Cruces, pero desafortunadamente para mi esposo y para otros dos compañeros no fue la misma suerte”, expresó.
Colón Morales indicó que los tres presos tienen otros delitos de robo y despojo, por lo que se necesita pagar fianzas que son “muy altísimas”, de 196 mil pesos cada uno, además hay otros delitos de los cuales la fianza es de 67 mil pesos.


La esposa de Vicente anunció que a partir de este jueves iniciaban acciones para recaudar fondos económicos para la liberación de los tres presos, por lo que “si el gobierno no quiere que tomemos (casetas) entonces que los liberen, sabemos que son inocentes porque los delitos que se les imputan son fabricados”.
De la CETEG, Alejandro Román dijo que apoyan la lucha de familiares de los presos de Cacahuatepec, porque “es justa”, y los tres están presos por la defensa de la tierra, de los ríos y porque están en contra del megaproyecto de La Parota.