Bloquean 12 horas la carretera en Iguala por el fertilizante; en Totolapan retienen al delegado

Unos 300 comisariados ejidales, comisarios municipales y campesinos de Iguala, Taxco, Pilcaya y Buenavista de Cuéllar bloquearon en su totalidad por 12 horas la carretera federal México-Acapulco en la comunidad de Rancho del Cura, en Iguala y hasta después de las 8 de la noche daban paso intermitente a los automovilistas para exigir la entrega inmediata del fertilizante, mientras que campesinos de San Miguel Totolapan retuvieron al delegado regional de los programas federales Andrés Nieto Cuevas, y en la comunidad de Mayanalán, municipio de Tepecoacuilco tomaron el Centro de Distribución para demandar al delegado único del gobierno federal en Guerrro, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, la entrega inmediata del abono.
En un encuentro con representantes de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) y el delegado regional José Socorro Peralta Nava, se les informó a los campesinos del bloqueo que a esos cuatro de los 16 municipios de la zona Norte se les empezará a repartir el fertilizante hasta en una segunda remesa, que sería a partir del lunes.
Minutos después de las 8 de la mañana los campesinos iniciaron el bloqueo en su totalidad de la carretera federal en la salida hacia Chilpancingo con el apoyo de una camioneta que atravesaron en la vía federal, dejando libre el crucero que va hacia los municipios de Tepecoacuilco y Huitzuco. A partir de las 8 de la noche abrieron la circulación vehicular de manera intermitente y se esperaba que el bloqueo se retire a las 9 de la noche para volverse a instalar para la mañana de este viernes por la falta de acuerdos con las autoridades.
Los campesinos exigían la presencia del delegado único del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, para que se les informe del padrón de beneficiarios y la cantidad de fertilizante que se les entregará, pero éste nunca llegó ni se comunicó con ellos. “Lo queremos a él para que nos dé una respuesta clara, y no nos vamos a mover si no nos entregan el fertilizante en el momento de ya”.
Una hora después de iniciado el bloqueo total los campesinos ofrecieron una conferencia de prensa, encabezada por el presidente del Consejo de Comisariados Ejidales de Iguala, Bernardo Erazo Salgado, quien advirtió que el bloqueo sería total e indefinido “hasta tener una solución”.
Con evidente molestia se escuchó pedir a algunos de los campesinos la destitución de Sandoval Ballesteros y de su representante en la zona Norte, José Socorro Peralta Nava, por su falta de capacidad para resolver los conflictos.
Erazo Salgado denunció que en una reunión que sostuvieron la tarde del miércoles con representantes de Pablo Amílcar Sandoval, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), les ofrecieron iniciar la entrega a partir del miércoles próximo, lo cual fue rechazado por los campesinos.
El representante de los ejidatarios subrayó que de la zona Norte sólo a los agricultores de Iguala, Taxco, Buenavista de Cuéllar y Pilcaya no les han empezado a entregar el producto, ni les han dado a conocer el padrón de beneficiarios y ni entregdo los vales de canje, lo cual afectará gravemente en sus cultivos.
Durante la protesta hubo la amenaza de los campesinos de abrir el Centro de Distribución ubicado en el almacén de la Comisaría Ejidal y hacer ellos el reparto del fertilizante que está guardado ahí desde hace casi un mes, con base a su padrón que han utilizado.
Erazo Salgado denunció también la semilla de mala calidad que les está entregando el gobierno federal tiene un menor rendimiento de la que ellos han utilizado. Ese maíz híbrido no es comprado por los industriales de la masa y la tortilla que son sus principales consumidores. Y propuso Sandoval Ballesteros que si no ha comprado aún la semilla “patito feo como le nombramos nosotros, que mejor no lo haga, y que en lugar de esa semilla nos lo incrementen en fertilizante y nosotros nos encargamos de la semilla, es una imposición que ellos nos quieren dar una semilla a su gusto, pues si no son ellos quienes van a trabajar la tierra, la vamos a trabajar nosotros”.
Comparó que antes cuando estaba el PRI en el gobierno federal se denunciaba corrupción pero les entregaban el fertilizante en tiempo y forma, “pero ahora que se dicen honestos no nos lo entregan, qué podemos decir”.
Durante la protesta, automovilistas se quejaron y reclamaron a los campesinos por las afectaciones, y dijeron que lamentablemente el gobierno los ha obligado a salir a protestas “cuando deberíamos estar trabajando nuestras tierras”.
Por el bloqueo cientos de carros particulares, de carga y del servicio público quedaron varados o se tuvieron que regresar para buscar vías alternas, en tanto que comerciantes, adultos mayores, mujeres con bebés en brazos, empleados y estudiantes que viajaban en transporte público tuvieron que cruzar el bloqueo caminando para del otro lado nuevamente tomar el transporte público y llegar a su destino. La gente se molestó con los campesinos y les sugirió irle a protestar al Palacio de Gobierno a las autoridades encargadas del programa.
Se vio que algunos automovilistas que iban de Iguala hacia Chilpancingo tuvieron que tomar la autopista hacia Cuernavaca y de ahí tomar la autopista del Sol, y en el caso de los taxistas se escuchó que estaban cobrando hasta mil pesos para llevar a los pasajeros desde el bloqueo a Chilpancingo pagando el usuario las casetas.
La fila de vehículos, principalmente de carga y autobuses de pasajeros era de casi un kilómetro desde el bloqueo hacia Iguala. Sin embargo a partir de las 6 de la tarde, por media hora los campesinos abrieron la circulación vehicular de forma intermitente por la presión de los automovilistas.