Policías de Acapulco no cuentan con seguro de vida

La fuerza policial de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco, no cuenta con el seguro de vida, en caso de muerte en el cumplimiento del deber, debido a que no está cubierto el pago de la póliza, y de gastos funerarios.

De acuerdo con policías consultados y fuentes oficiales, los policías no cuentan con seguro de vida, ni tampoco han pagado a los deudos, es decir, a los familiares de policías que han sido asesinados los gastos funerarios, “no les han pagado ni siquiera el servicio funerario”.

Dicho seguro de vida no está activado, es decir no pagado, desde la administración de Luis Walton, cuando los agentes municipales iniciaron un primer paro laboral el pasado 18 de abril del 2014, en demanda de mejores condiciones laborales, un incremento salarial y la reactivación del seguro de vida; el paro fue concluido el 10 de mayo luego de la renuncia el entonces secretario de Seguridad Pública, Alfredo Álvarez Valenzuela.

Sin embargo, el 28 de julio, retomaron el paro de labores e hicieron un plantón afuera de la corporación policial, el cual duró 11 meses, porque pretendían despedirlos sin una notificación por escrito, además de que les querían pagar menos de liquidación que lo que les correspondía por ley, y concluyó el 19 de marzo del 2015.

El pasado 16 de mayo del 2018, el entonces secretario de Seguridad en Acapulco, Giovanni Raúl Mejía Olguín, declaró que el ex presidente, Evodio Velázquez Aguirre dejó vencidas las pólizas del seguro de vida de varios policías municipales, donde se contabilizaban, “cerca de 43 policías que fallecieron y que no se les pagó, hay gente que no tiene seguro de vida, que esta vencido”.

Según las fuentes de la corporación, un policía raso percibe un salario de 3 mil 769 pesos quincenales, y anteriormente tenían un seguro de vida de 500 mil pesos y cubría si la muerte era en el cumplimiento de su deber, pero si era por enfermedad u otra causa, el beneficio económico se reducía.

En la SSP municipal hay más de mil 200 uniformados locales, de las distintas direcciones, como la Policía Vial, Preventiva Urbana, Auxiliar, Rural y Turística.

Entre el 2018 y lo que va del 2019, suman ya 10 policías municipales asesinados en distintos hechos, en este año, se han contabilizado seis homicidios contra agentes policiacos; un ejemplo ocurrió este jueves en la madrugada, dos policías viales fueron atacados a balazos, uno de ellos murió y otro quedó herido, cuando acudieron a un choque automovilístico en el bulevar Lázaro Cárdenas, a la altura del mercado de La Sabana.

En enero, un policía preventivo fue asesinado en Las Cruces el pasado 2 de enero, dos días después un ex policía en la colonia Arroyo Seco; en febrero dos Comandantes de la Policía Preventiva fueron ejecutados, uno de ellos el día 8 en la colonia Progreso, y el otro el 20 en la avenida Constituyentes en la Vista Alegre; asimismo el 11 de mayo otro agente municipal fue asesinado en la Chinameca.

En el 2018, el 22 de julio, un comandante de la Policía Municipal de nombre Víctor, murió, y un elemento de la misma corporación, resultó lesionado tras una persecución y enfrentamiento con hombres armados en el bulevar Vicente Guerrero a la altura de Plaza Caracol; el jefe policiaco era encargado del sector Zapata, ubicado en la zona con alta incidencia delictiva.

El 24 de febrero, tras una persecución en la colonia Emiliano Zapata, el comandante de la Policía Preventiva y cargo de suboficial, de nombre Samuel “N”, fue ejecutado por un grupo armado.